LA IMAGEN DE

SANTA MARIA DEL PUERTO

La Virgen del Puerto es Patrona de Santoña, del Arciprestazgo de Siete Villas y del Cabildo de Pescadores, cuya cofradía lleva el nombre de ella. Se la conoce con los apelativos de la Virgen Marinera, la Morenuca, e Indiana y ostenta el titulo de capitana General. Ha sido y es muy venerada en toda la comarca.

 

En el diccionario de Madoz, mediados del siglo XIX se lee, al referirse a la Virgen de Puerto que: " La imagen de la Virgen Maria, objeto constante de la mayor veneración de toda la comarca y con especialidad de los navegantes, vino de Antioquia y se coloco en dicha Iglesia por el mismo, su primer Obispo, San Arcadio; no saliendo buque de la bahía sin encomendarse su gente a la Virgen del Puerto. Es de tamaño pequeño como todas las de la antigüedad, rostro moreno muy agraciado, con el niño Jesús en brazos. Costosos vestidos, lámparas de plata y otros regalos, incluso el anual de una araña de cera de 2 arrobas formando 5 cirios que ardían en las festividades de la iglesia, denotan los beneficios concedidos a los devotos de Maria Santísima".

F. Barreda recogió también esta versión antiquísima de que la imagen de la Virgen del Puerto fue traída por San Arcadio de Oriente, "que fue el primer Obispo de esta Iglesia, consagrado por el Apóstol Santiago.

La Tradición afirma, asimismo, que la imagen de la Virgen del Puerto fue llevada en el viaje del descubrimiento de América por Juan de la Cosa, recibiendo su Nao, la capitana, el nombre de Santa Maria por ello.

En la carta de Juan de la Cosa del año 1500, primer mapa mundi de la historia, hay un dibujo de la Virgen Maria, sentada, con el niño sobre sus rodillas que, según la tradición, es una representación de la Virgen del Puerto que hizo de memoria Juan de la Cosa, en el tercer viaje, para hacer constar la presencia de la imagen a bordo de su nao "Santa Maria", en el viaje del descubrimiento de America.

DESCRIPCION DE LA IMAGEN

La Virgen del Puerto, es una imagen sedente en banco alto sin respaldo, con plataforma donde apoya los pies. que responde al modelo de Virgen Majestad gotica. La talla es de pequeñas dimensiones, pues mide aprox. 60cm de altura, realizada en madera de roble policromada. Por sus características se hace dicifil establecer su cronología, que según los expertos, por los signos naturalistas que indican aproximación al gótico, parece que fue tallada entre los siglos XII y XIII. No obstante, tradicionalmente se la considera mas primitiva por lo rustico de su escultura.

 

La Virgen tiene sobre su rodilla izquierda al Niño Jesús. Este se apoya en la mano y antebrazo de la madre quedando casi libre en el regazo. Su aspecto aunque parece rígido, como en las imágenes tipo "hieraticas", queda dulcificado por ciertas expresiones, como la mirada, la inclinación de la cabeza y una suave sonrisa. El rostro del Niño es menos dulce.

Viste, la Virgen, túnica y manto y lleva joyel al cuello y en la mano derecha una especie de vaso. Este fue sustituido por un pequeño farol como los del barco, como símbolo de guía y faro de los navegantes. Tras la restauración de la imagen en el año 1988 ha quedado como en el original, con el vaso.

La Virgen viste túnica atada en la cintura y el manto se recoge sobre sus rodillas formando pliegues rectos y bien marcados. En la cabeza cubre su pelo con una ceñida toca. Sus manos y pies no son alargados exageradamente, asomando estos últimos por debajo de sus pies.

El Niños tiene separadas las rodillas y a distinta altura, siendo sus pies descalzos e inclinados hacia abajo. Bendice con la mano derecha que levanta hacia adelante mientras con que con la izquierda sujeta una pequeña bola, que representa el mundo, apoyándose en el muslo. Viste también túnica.

Tanto en la Virgen como en el Niño Jesús destaca la morenez de sus rostros. Ambas figuraban coronadas con bellas coronas. La corona de la Virgen lleva ,además, aureola, la del niño no. Este en otros tiempos solamente llevaba tres grupos de rayos o "reflejos" de metal noble, como era de costumbre poner en las imágenes de Nuestro Redentor, que representaban las tres potencias. Estas eran las facultades del alma, conocer, querer y acordarse, que son: entendimiento, voluntad y memoria.

 

Existe, asimismo, una peculiaridad de la imagen: esta no es maciza, sino que en su parte posterior, a partir de la finalización de la cabeza, esta vaciada y con una pequeña peana, como una especie de sagrario para guardar un cáliz con hostias, que se cerraba con una cortinilla, que llego con el tiempo a desaparecer, lo que hace que esta imagen sea una de las tres Vírgenes Sagrarios que se conservan en España. El artista es anónimo.

En el año 1988, la talla de la Virgen del Puerto fue llevada al taller "Regina Coeli" de Santillana del Mar, con el fin de realizar unas copias. Al llevar a cabo estos trabajos se aprecio que el recubrimiento policromo que presentaba la imagen de la Virgen y el Niño, no era el primitivo, descubriéndose, bajo el, una pintura probablemente del siglo XIII.

La policromía es: púrpura con flores en oro en la túnica de la Virgen, siendo el manto en oro y violeta la túnica del Niño

©Edu